10 reflexiones sobre CANTAR

Hoy me he despertado con ganas de poner por escrito y de resumir muchas de las cosas que les cuento a mis alumnxs en las clases de canto. Tal vez alguna de ellas te resuena, o difieres, o te sorprende… Vamos al lío.

  1. Cantar no es una cuestión de “proyectar” la voz. Si no de conectar con tu interior. Esa es la mejor forma de conectar con TODO.
  2. Cantar más alto no significa cantar mejor. No hace falta que grites, sé amorosx con tu anatomía y tu energía.
  3. Cantar bajito por vergüenza es una pena. Canta con confianza. Es hermoso cuando cantamos gozando.
  4. Cantar está en todxs nosotrxs. No tengas miedo ni te avergüences de tu voz. Es tuya, es maravillosa, puede darte mucho más de lo que crees. Puedes incidir en cómo te sientes a través de ella.
  5. Cantar es un juego. Atrévete a probar cosas, ¡juega! ¿O es que ya no te acuerdas de los sonidos que hacías en tu infancia, sin importar si estabas a solas o con gente? Es divertido y puedes sorprenderte con lo que pasa.
  6. Cantar no puede separarse de la danza. Cuando bailas, siente como tu aliento y tu voz bailan también. Suelta la voz, libérala más que nunca en esos momentos.
  7. Cantar precisa que no pienses demasiado. Deja que sea tu cuerpo el que tome las decisiones en cada momento.
  8. Cantar es una pasada. A todo el mundo le gusta cantar. Quien diga que no, miente. Por favor, no te lo niegues ni le niegues tu voz al mundo.
  9. Cantar es un viaje que va más allá de la técnica. Por supuesto, la técnica es útil para algunas personas y puedes aprenderla. Te ayudará a viajar. Y más allá, conectarás con tu intuición, tu confianza y un sinfín de historias de muy, muy adentro.
  10. Cantar es escuchar. Sentirte y sentir. Estar presente y expresar con sonido y con silencio cada instante.

Esto no es todo, solo parte de lo que voy recogiendo en el camino. Gracias a quienes me inspiraron y me inspiran. Y tú, que estás leyendo esto… ¡canta! 🙂

 

Anuncios